VIDEO: TIP RAMPAL N°5

0
529

A muchos les pasa que los pacientes llegan a la consulta con el aparato de anclaje roto, y solemos pensar que es por culpa del paciente que no cuido bien sus aparatos y que seguramente mastico algo duro que hizo que fracturará los aparatos. Eso puede ser cierto en algunos casos, pero muchas veces no es por culpa del paciente sino que es consecuencia de una mala realización de la construcción de los aparatos, específicamente al momento de soldarlos

Y es que si sobrecalentamos la banda  y el alambre y los exponemos demasiado tiempo a la flama del soplete al momento de soldar nuestros aparatos, su integridad se deteriora y eso hace que al estar en boca sean demasiado debiles y con la fuerza de la masticación tiendan a desoldarse o a romperse un par de meses de haber sido instalado en boca. 

Por eso, cuando realizamos el soldado en la construcción de nuestros aparatos ortodoncicos fijos, es indispensable obtener una serie de condiciones en nuestra flama para que la soldadura fluya de una manera mas uniforme y lo mas rápido posible. De esa manera, nuestros aparatos de anclaje, expansores o rompehabitos van a lograr resistir mas las fuerzas normales de la masticación y serán menos frecuentes las veces que tengamos que volver a realizar estos aparatos.



SHARE
Especialista en Ortodoncia. Director del Instituto Rampal Ortodoncia. Lima- Perú. Conferencista Nacional e Internacional