La Falacia de la Ortodoncia Basada en la Evidencia. Parte I

0
912

La Medicina Basada en la Evidencia implica realizar tratamientos que han sido probados no ser nocivos para la salud del paciente.

La medicina antigua muchas veces realizaba tratamientos cuya efectividad no estaba comprobada o que incluso eran nocivos. El fin de la Medicina Basada en Evidencia es que la actividad médica cotidiana se fundamente en datos científicos y no en suposiciones o creencias que puedan ser perjudiciales para la salud del paciente.

La evidencia se determina al comparar diferentes estudios e investigaciones publicadas en diferentes revistas científicas de alto prestigio sobre un tema en particular que al analizarlos podrían tener resultados discordantes.

La necesidad de contar con la mejor evidencia posible para la toma de decisiones en los diferentes campos de la salud para el cuidado del paciente es fundamental.

La tendencia originada por la Medicina Basada en la Evidencia ha continuado en diferentes áreas del conocimiento como la Ortodoncia Basada en la Evidencia y por eso ahora podemos apoyarnos en la mejor evidencia científica que se disponga para lograr obtener los efectos deseados en el tratamiento de las maloclusiones.

Por ejemplo podríamos hacernos una pregunta con respecto a ¿cuál es el mejor método para realizar la distalización de los caninos? o ¿que aleación es la que nos permite hacer un desplazamiento dental mas rápido?

En ayudarnos a intentar resolver preguntas como estas, la Ortodoncia Basada en la Evidencia es una útil herramienta.

Sin embargo, otra es la situación cuando intenta plantearse una verdad absoluta sobre una incertidumbre.

Por ejemplo; a pesar de que hay abundante literatura que indica lo contrario, actualmente las investigaciones de mayor jerarquía cientifica indican que no hay evidencia suficiente para determinar de que exista relación entre tratamientos de Ortodoncia y Disfunción Temporomandibular.

Lo mismo ocurre cuando se plantea que no hay evidencia suficiente para determinar que exista una relación entre Oclusión Funcional y Disfunción de ATM.

Estas conclusiones que obtenemos de muchos metanalisis y revisiones sistemáticas, que son los estudios de mayor jerarquía cientifica, llevan a muchos a esgrimir un argumento que parece valido, pero que en realidad no lo es.

Esta es la Falacia de la Ortodoncia Basada en la Evidencia.

Para poder explicarlo me permito poner un ejemplo con una frase de San Agustin .

San Agustín decia que “no existe evidencia que pruebe que Dios existe. Pero tampoco existe evidencia que pruebe de que no exista”

El que no haya evidencia de que exista, no indica con certeza de que no existe. Solo indica que no hay pruebas de su existencia.

O que no las encuentran

O que no los ven.

O que no los quieren ver. 

Solo la evidencia probada de que no existe me puede llevar a inferir que es así.

Lo único que refieren los estudios es que no hay evidencia que existe relación entre maloclusión y Disfunción Temporomandibular (DTM). Es decir, no hay pruebas de que exista esa relación.

Si esa afirmación fuera correcta, eso no puede llevarnos a asegurar que no exista esa relación.

Por eso la pregunta que realmente debe hacerse es: ¿existe pruebas de que NO existe esa relación?

Haciendo una analogía jurídica podríamos decir, no hay pruebas de que es culpable el acusado, pero tampoco hay pruebas de que es inocente. Si  no hay pruebas de uno ni otro lado, ¿podríamos estar seguros de que es inocente?

La respuesta lógica en este ejemplo jurídico es que no.

En Ortodoncia pasa lo mismo.

Y esto pasa porque la mayoría de ortodoncistas no hacen seguimientos a largo plazo de sus pacientes. Por eso mayormente muchos indican de que no hay evidencias, que no hay pruebas, y va a ser difícil que las puedan encontrar porque muy pocos las buscan.

Las pruebas mayormente no llegan solas, siempre tienen que ser buscadas para encontrarlas.

El problema es que a nadie le puede interesar buscar probar algo que haga que su trabajo tenga que ser mas elaborado, que tenga que ser mas cuidadoso. que tenga mayor probabilidad de que su trabajo pueda ser demandado a juicio.

¿Algún odontólogo estará interesado en probar que la ortodoncia mal realizada puede causar DTM?  ¿Será por eso que muy pocos buscan lo que no les conviene? ¿Será por eso que dicen que no hay evidencia?

Sin embargo si existen datos e indicios de diferentes autores que han hecho tratamientos de ortodoncia manteniendo los principios de oclusión funcional, la desoclusión del sector posterior en movimientos laterales,  la guia canina y los otros principios que en todo curso de oclusión nos enseñan.

Y esos casos han demostrado mantener a largo tiempo una estable salud del sistema articular y de los elementos que conforman el sistema estomatognático.